De Belako a Muse… Nina Simone

Sin duda dos bandas excepcionales, una, Muse, británica, la otra, Belako, de Vizcaya. La primera considerada como uno de los mejores grupos del mundo, la otra como una de las bandas con mayor proyección de entre los grupos nacionales y que sin duda cuenta ya con un presente arrollador.

Muse tiene en su haber siete discos de estudio  desde que en el año 99 publicaran “Showbiz”;  Belako, por su parte, publicó a principios del año pasado “Hamen” (Aqui en euskera), su segundo lp donde podemos encontrar tremendos temazos a golpe de guitarra, de bajos, canciones que vuelan por diferentes estilos musicales  y que encuentra en “Sinnerman” el punto en común con Muse y más concretamente con el segundo disco de estos.

En “Origin of Simmetry” pudimos disfrutar de temas que ya han quedado dentro de la historia de la banda británica como “Bliss”, “New born” o “Plug in baby”, pero separado del estilo de esas canciones y dentro de la fascinación de Matt Bellamy por el piano, en el album nos encontramos con “Feeling Good”, o sea que al igual que Belako con “Sinnerman”, en el segundo disco de los británicos nos encontramos con una versión de una de las canciones más conocidas de las interpretadas por Nina Simone.

“Feeling Good” fue compuesta para un musical por los ingleses Anthony Newley y Leslie Bricusse en el año 1965 y ese mismo año Nina Simone la incluyó  en su disco “I Put A Spell On You” donde Nina interpreta esta canción de forma excepcional y consigue englobarla como una de las mejores canciones de jazz de la historia.

En el año 2001 Muse fue un paso mas allá con “Feeling Good” al versionarla dentro de un contexto más enfocado al rock e incluirla en “Origin of Simmetry”. Desde ese momento la banda de Teignmouth la toca en la mayoría de sus directos, conviertiéndose en una de sus canciones fetiche, y en el año 2010 fue elegida mejor cover de la historia por los lectores de la revista musical NME.

Por su parte “Sinnerman”  es una canción espiritual estadounidense que se cree data de principios del siglo XX y, al igual que pasara con “Feeling Good”, ha sido versionada por muchos cantantes a lo largo de la historia. Nina Simone aprendió la letra de su madre, que la cantaba en reuniones de la Iglesia Metodista, y la incluyó en su disco “Pastel blues” del año 1965, como su ya mencionado “I Put A Spell On You”. 

Pues como ya hiciera Muse, Belako ha cogido el “Sinnerman” y le ha dado una vuelta de tuerca, la canción coge unos aires electrónicos que invitan a bailar, saltar y que hacen de esta versión carne de cañón de todo lo que se le ponga por delante, ya sea un directo, ya sea discoteca.

Ahora sólo queda que cada uno juzgue por si mismo…

 

 

 

Deja un comentario